sábado, 1 de mayo de 2010

Homenaje a Roberto Juarroz

Cuando uno se entera que tiene los elementos y las maldiciones necesarias para llegar a convertirse en poeta, una especie de mago sin magia, un ejemplar de alucinógeno incomprensible pero no por eso menos atractivo, se encuentra con que todo lo que uno quiere decir, es muy posible, sino seguro, que ya se haya dicho antes; que el lenguaje común fue tapizando el muro de lo estético y lo sublime hasta perder a la simbología en un páramo en que pájaro es un pájaro y ya no el signo de la libertad; y que la libertad por todos puede ser lograda y que igual no sirve para nada. Entonces a veces no queda sino admirar y redescubrir lo escrito entre líneas, no caer ante la tentación del heruditismo de no tener una puta idea de lo que se escriba mientras suene apantallante, o de lo contrario, ser totalmente predecible como una quinceañera de veinte años que cree que escribe poemas. Así pues, en ese terreno intermedio de lo que parece demasiado común por sus formas métricas y melódicas, pero que aún así encuentra el gancho perfecto de la duda en el misterio, tenemos a esta tímida celebridad de las letras argentinas de mitad del siglo XX con su imantación evocadora de la eterna pérdida, y esa sensación de estar siendo víctima de una extracción ocular mientras experimentas el ritual, de una lectura que promete sacudir tu mundo.

22 comentarios:

Megara900 dijo...

No conocía a este personaje que vos has descrito en un ambiente que lo hace por demás atractivo e inevitable caer en su lectura. Aunque breve vos le has dado la longitud necesaria a ese poema con tu voz y tu estilo propio, me han gustado la música y las imágenes, especialmente la del corazón torturado y esa cara de muñeco agrietada y abatida por el tiempo, la que aparece al principio. Es un gran poema sin duda, nunca sabemos dónde empieza el poema, menos cuándo acaba. Usted me ha hecho pensar mucho sobre lo que significa la poesía, en realidad nunca me he considerado poeta pero por las migajas que escribo me he sentido esa quinceañera de veinte años, tal vez algún día logre entender el significado de la palabra poesía.

Un gusto verte, leerte, escucharte en este corto y esta reseñita, un gran abrazo para vos.

Reptante dijo...

Sí, caray, muy buenas imágenes, ahí en Deviantart hay muy buenos artistas a los que nos le he dado el crédito que merecen, lo haré para el próximo poema. Ahora bien, creo que un buen poema lo debe ser en cualquiera de sus apéndices, significaciones y partes; y que precisamente a la sencillez debe apostar el gran caudal, la gota de furia, justo como lo hace este señor. Y bueno, en cuanto a si piensas que eres una quinceañera en poesía, pienso que a veces sorprendes, y a veces en verdad lo pareces por volverte a momentos predecible, pero así es la vida, cuestión de error y prueba. Pronto vendrán cosas mejores, de eso estoy seguro. Un abrazo Meg, muchas gracias siempre.

La monstrua dijo...

"... el amor empieza cuando Dios termina...", acaso sera posible que exista algo despues de eso?... por lo menos hoy no; Por un momento hasta me dieron ganas de cambiar Madrid por Buenos aires. Por un momento hasta dan ganas de agradecerle la presentación con tan prometedor personaje... aunque eso no quita que usted siga siento... un, cómo es que a veces le dice su mamá?

Carolina dijo...

"Porque el amor es,
simplemente eso:
la forma del comienzo
tercamente escondida
detrás de los finales."

Excelente poema, excelente homenaje. Lo sentí y lo volví a mirar. Y me escondí tras sus versos, pensé y viví cada palabra. Entonces, estás comunicando y eso es genial...

Reptante dijo...

Jojojo, infeliz Adriana, de dònde sacas esas esnobeadas de que cambiaràs Madrid por Buenos Aires... pero bueno, el amor... esa cosa rara que nos da vida y nos revuelca malnombrada amor... Así es siempre de inestable. y bueno... què te puedo decir, mamà siempre tan puntual al llamarme Cerdo.. jojojo

Reptante dijo...

Gracias por esos comentarios tan lacónicos y técnicos Carolina. Qué bien que te haya tocado el homenaje al teacher Juarroz. Saludos.

Sarý dijo...

Qué tal, Don Dave?


Un gran trabajo suyo, como siempre, un placer enorme poder estar aquí comentando y conociendo a el Señor Roberto Juarroz, de quien no tenía idea de su existencia; siempre aprendo algo nuevo con usted, afortunadamente son aportaciones productivas y constructivas, algo que hacer y que enseñar al mundo, olvidándose y dejando atrás la mediocridad que desgraciadamente muchos no sabemos combatir.

El arte, siempre tan abstracto, tan puro y tan bello, la escencia y la existencia mismas del hombre son arte, a veces mal aprovechado.

La habilidad de poder jugar con palabras formando frases simples que plasman pensamientos profundos y concretos, además de limpiar el alma del dolor; felicidades a todos los poetas, buenos para muchos, malos para otros, pero a fin de cuentas, tienen el valor de hablar de algo complicado y doloroso y convertirlo en arte.

Un saludo, Don Dave... no sé que cosa buena puedo aportar en este momento.

Sarý dijo...

Qué tal, Don Dave?


Un gran trabajo suyo, como siempre, un placer enorme poder estar aquí comentando y conociendo a el Señor Roberto Juarroz, de quien no tenía idea de su existencia; siempre aprendo algo nuevo con usted, afortunadamente son aportaciones productivas y constructivas, algo que hacer y que enseñar al mundo, olvidándose y dejando atrás la mediocridad que desgraciadamente muchos no sabemos combatir.

El arte, siempre tan abstracto, tan puro y tan bello, la escencia y la existencia mismas del hombre son arte, a veces mal aprovechado.

La habilidad de poder jugar con palabras formando frases simples que plasman pensamientos profundos y concretos, además de limpiar el alma del dolor; felicidades a todos los poetas, buenos para muchos, malos para otros, pero a fin de cuentas, tienen el valor de hablar de algo complicado y doloroso y convertirlo en arte.

Un saludo, Don Dave... no sé que cosa buena puedo aportar en este momento.

Reptante dijo...

En efecto amiga Sary, siempre tendremos que reconocer a esas personas que hacen de la lengua una materia maleable para lograr conjuros, en pos de la evocación humana. Difícil es la labor artística y cada vez más difícil impactar en mentes que ya conocen o dicen conocer de todo. Es por eso que se aprecia en doble, como doble es su comentario, el calibre de poetas como Roberto, que aún tres metros bajo tierra, sigue cautivando a la gente.

Mil gracias por tu paso, en verdad que se agradece.

Saludos.

Silvia Valeria dijo...

Hermoso poema, bellamente narrado, y plasmando imagenes muy acorde al contexto del mismo. No conocia a este autor pero Gracias por alentarme a conocer mas de el. No erraste en tu vocacion muy bien hecho. Felicidades

Reptante dijo...

Oye Val, mil gracias por atender el llamado y me da gusto que te dejaras contagiar por esta pequeña epidemia de melancolía que de alguna forma es arte y evoca y hace de la vida triste, una alegra forma de afrontar el mundo. Mil gracias por la pequeña divulgación que le has dado. Saludos.

Hugo Rojo dijo...

Ciertamente, desde hace algún tiempo que las Indias dejaron de ser un lugar al cual se espera llegar; incitador de asombro y fecunda especulación entre los hombres. No se hallaron seres fabulosos ni demonios, y con ello un lenguaje dejó de existir.
La metafísica y la hermenéutica se debaten (¿o ya perecieron?) ante el monstruo racional, y en ello se nos irá otro lenguaje y la vida misma.
Creo que sabemos demasiado. Y ese acartonamiento alegórico que a muchos postra –y que a otros, los más, apenas perturba- no es otra cosa que decadencia. Ya Ortega y Gasset habló sobre la inevitabilidad de instaurar una nueva cultura, dada la altura de experiencias vitales a que ha llegado Occidente; nueva en sus más profundas raíces. Algo muy parecido sugirió Spengler.
La vida que nos queda no es más que un legajo racional, y quizá resulte difícil libertar esa ave que menciona de los laboratorios de zoología, donde solo es “un ave”, sin más, en estricto sentido positivista.
Tal vez no se pueda ser ya un mago, pero quizá juzgue atractivo ser un buen nigromante y evocar a quienes aún atesoraron un lenguaje vivo.

Reptante dijo...

No mi cuate, creo que te dejaste seducir por el lado oscuro de las letras libres, ya hablas como catedrático de la UAM, citando al que cita y al que se le parece. En qué momento fue que te perdiste en la revuelta revolturienta, del lenguaje en la que se exponen siete renglones, para esbozar una idea que podría en una línea. Tal vez en ese mismo sentido de la defensa de la lengua de la que hablas y hablamos; tal vez es necesario esconder y pretender demasiado; tal vez. Me hubiera gustado algo más sencillo y algo más enfocado al trabajo audiovisual que hice que a la platiquilla introductoria pero... Quién dijo que la vida era justa, o que te daba lo que esperabas.
Como sea man, mil gracias por venir acá a expresar tus ideas que tienen la forma atómica de un quesito oaxaca. Saludos.

Poeta del Caos dijo...

creo... que... cuando uno a sido conmovido hasta lo más hondo de su ser... debe callar... como dice Hamlet... el resto es silencio.

666 dijo...

Quieres ver mi pájaro libre, herudito?

Come on! Lees Letras Libres al cagar? porque si no es bajo esas circunstancias, es peligroso...

JA-JA

Besitos Nicolás Trujillo.

666

Reptante dijo...

Gerardo... Sí, a veces el silencio basta. Y no sé si por huevón, hubiera pensando antes de que me expusieras tu confrontación ante la poesía de Juarroz; pero bueno, siendo otra la causa, en efecto, no poder asir palabras para definir lo que se siente en el momento idóneo. Qué sé yo.

Saludos Gerardo.

Reptante dijo...

Y tú Pinche Diablo, en verdad que más pendejo no puedes ser; mira que esa forma de desnudar la ignorancia y además cagarte sobre lo que uno se toma en serio... En verdad que es ser PENDEJO: así, en toda la expresión de la palabra. Y gracias por venir, me encanta decirte que eres un pendejo.

Saludos amigo.

diana dijo...

Justo en el momento en que conozco al señor Juarroz en la voz de Don David, logro reconectarme -confieso que después de mucho tiempo- con aquello que siempre he querido. Te había olvidado poesía, ni siquiera te percibía a lo lejos, en lugar de ello te cambié por la rutina…

Querido amigo, me encantó, me encantó por la experiencia personal del reencuentro, por la esencia, por el fondo y por la forma, desde el inicio hasta los puntos suspensivos, finitos o infinitos

Reptante dijo...

Oye mi Mars, pero qué lindo comentario el que me regalas, y más que eso el acto de contrición del que me haces partícipe... Aunque bueno, si la poesía no sirve para generar un efecto mayor que el del simple embeleso estético, digamos que su función está jodida. Y bueno, espero poder pronto seguir con estos homenajes a la gente que me ha inspirado e influenciado tanto, en mayor, siempre, en mayor manera. Un abrazo amiga, ya sabes que te quiero mucho mucho. Gracias por regresar.

-Anna- dijo...

Muy muy bonito estimado Dav. Creo yo que Juarróz es un gran poeta, sin duda un genio, pero no sería lo mismo sin tu voz y sin la selección de imágenes que combinaste de manera muy pulcra. Me gustó, lo disfruté, y es, sobre todo, inspirador.
Gracias por compartir tu arte =)
Un abrazo!

davit_reptante dijo...

Mil gracias por tu visita Ana, por fin puedo presumir de que robé una flor de tu jardín Bloggero. Y doblemente dado que este humilde trabajito pudo hacerte volar por un momento, bueno, eso creo, eso es lo que me provoca el verbo inspirar... En verdad que grande es éste paisano tuyo, inmortal, simplemente inmortal, muchas cosas tenemos por aprenderle.

akasha dijo...

Hola David pues tal como lo prometi, te dejo mi huella es un bello poema jamas habia escuchado o leido algo de Roberto Juarroz y me gusto mucho sobre todo por la interpretacion que le has dado tu voz abraza y nos lleva a la escencia del poema en cuanto a mi, el amor es como un cancer en el alma a veces la corroe y la enferma y cuando piensas que se ha ido reaparece y puede que te mate, gracias por compartir este trabajo tuyo me encanto.
Unbeso y un abrazo.