domingo, 6 de junio de 2010

Debajo La Ciudad de los Negros Palacios (Parte primera)

Nos han acusado de hacer
las cosas más estúpidamente
extrañas; desde negar
la transfiguración, decirnos
herejes por no querer profesar
la religión del capitalismo
y hasta de robarnos la fórmula
con la que su todopoderoso
Jesucristo, convirtió el agua
en vino.

Nos han dicho conspiradores,
propagadores de la pereza
y creen que su indiferencia
o el asesinato de manos limpias
por debajo de la mesa,
nos hará desvanecer como el cáncer
que presumen, somos.

Son tan tolerantes
que han dejado mezclar
nuestra sangre impura
con la sed de los animales.
Nos han menospreciado
y enarbolan en su discurso
una democracia construída
para gobernar monos.

No necesitamos un nombre
para escondernos, ni la sombra
de una iglesia para apostar
nuestro olvidado sentido
de pertenencia. Nuestro padre
y nuestra madre sopla, llama,
agua y luz se manifiestan.
Los signos están puestos
la naturaleza y los ancestros llaman
en el canto de los árboles
al ser mecidos por el viento,
en la visión de los gigantes
delinéandose en una ténue
línea, negando la aversión
trazada por el manto de gas
veneno cernido en el invernadero
que es la gran ciudad.

7 comentarios:

Megara900 dijo...

Bueno, como habrá segunda parte espero terminar de comprender bien la visión del poema en la segunda parte jeje. Por lo pronto le digo que se nota su voz con coraje, con una ambición de cambio, deseo de una demolición de ideales viejos para abrir paso a un albedrío de mentes. Creo que usted también es muy bueno para construir ensayos, porque he encontrado en este poema algo similar a ello jeje, una poética realista entremezclada con la réplica a un sistema absolutivo que no nos mantiene conformes, espero por supuesto, leer la segunda parte muy pronto jeje un saludo.

Reptante dijo...

Bueno, Alicita, como siempre muchas gracias por esas lecturas que van más allá del simple compromiso entre amigos. Y precisamente, por esa ambición, un tanto desmedida y no sé si apta para mis facultades intelectuales, es que tal vez comience a modificar, a reescribir, a matizar, a dar motivación, maquillamiento y ratizaje a las ideas aquí expuestas, antes de siquiera tratar de comenzar a dar una segunda parte. Mil gracias amiga, te quiero mucho. Estamos en contacto.

Poeta del Caos dijo...

Es un poema de unos alcances que me recuerdan a un Gonzálo Márquez Cristo Patriotico y semiterrorista, con las acusaciones que sólo la poesía es capaz de conferir y por eso luego la persecución se los poetas desde Platón hasta Franco. Me agrada el tono subersivo del poema, aunquela manera en la que estaba acomodado me dificultaba la lectura. Sin embargo tiene momentos épicos que resuenan a veces en la boca cuando se leen en voz baja y dan ganas de leerselo a quien vaya pasando. No sé si sea así, pero también atisbo la presencia de León Felipe y Juan Gelman.

Reptante dijo...

Y bueno, Gerardo, nada más acertado podías andar, este poema más o menos se comenzó a escribir, y con lo cual no quiero decir que ya se haya terminado, en el tiempo posterior a que encontré al señor Márquez Cristo, aunque ya de antes, en poemas de los que no puedo citar hasta que me haya caído el veinte de GDL, mostraba cierta comunión por los temas transgresores y hasta "vedados". Sí, por algo a los poetas también les cortaban las manos. Algunos no son de lo mejor para defender ciertos sistemas de gobierno. A León Felipe pues no sabría decir, ya que aunque su nombre me suena familiar en la poesía, jamás en mi vida lo he leído, a lo mucho sería Cintio Vitier que años atrás en su cruz y espada me dio algunos trazos previos tal vez para conformar a la postre este mamotreto. Gelman no sé, lo he leído, lo admiro pero no sé, tal vez lo he leído tan poco que no podría decir en qué lugar es que hizo clic para manifestarse en este sitio. Y joder muchacho, eso de andarme leyendo en voz baja y gritarlo al primero que pase, vaya que es un halago enorme. Me da mucha alegría el poder lograr tal grado de empatía.

Saludos amigo.

666 dijo...

Mira que no soy crítico(giaaaac con esa raza) entonces me remitiré a decir: No es lo mío...

Besitos Nicolás Trujillo.

666

Reptante dijo...

Si contesto esto Rafael, es nada más para echar más numeralia a mi blog. Si no es lo tuyo, para que te metes.

Saludos.

Reptante dijo...

Correción: "¿para qué te metes?". Saludos Diablo.