lunes, 26 de octubre de 2009

Un tributo al maestro Rubén Bonifaz Nuño

Entrar a la lírica del señor Rubén Bonifaz Nuño, es sin duda descubrir un mundo en el que el amor puede ser peligrosamente dulce, sin llegar a ser asfixiantemente cursi. Ingresar a sus paisajes cálidos, refulgentes de vida, es sin duda, algo, que no deben dejar pasar. Este querido viejo es un hombre que sin dejar la poesía clásica atrás, le habla a los hombres, a las mujeres también, claro, en una forma humana, sin demasiada cháchara distractora, logrando momentos realmente sublimes dentro de la poesía mexicana. He aquí un humilde homenaje a tan grande poeta.

13 comentarios:

Hannah dijo...

Me gusta mucho mi david! Bonitas imagenes, felicidades!

мλLιgnλ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Reptante dijo...

Qué linda Hannah; muchas gracias por pasar a mi baticueva.

Melina, puras decepciones con usted... Jojojo, pero bueno, ya veremos qué dice la suerte desde su cazuela. Saludos.

Poeta del Caos dijo...

Una disculpota por no haber pasado antes, pero el panel de actualizaciones de lapágina de escritorio en mi blog como que ya se murió y no pone las actualizaciones, pinche cosa fea.
Hablando de Bonifaz, ya había tenido la oportunidad de leer otros poemas, más sobre la tierra y la infancia perdida que en sí sobre el amor, pero este rescatado anhelo donde el amor no basta y aquella mujer te pide que te arranques los brazos y sanes tus herdias... bueno es un excelente poema... y su voz señor es bastante agradable y dicta para leerlo. =9 Saludos

Reptante dijo...

Gracias por tu paso Décimo, disculpas aceptadas. Y bueno, creo que tendré qué buscar esos otros poemas de Bonifaz que no aparecen en el par de libros qué tengo de él.
Saludos.

La monstrua dijo...

Si yo le digo que esta bonito me va a dar un zape y blasfemará en mi contra... entonces mejor no digo eso... le he dicho alguna vez que tiene una voz preciosa???

мλLιgnλ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Reptante dijo...

Adri, gracias por venir. Y sí eh, te voy a dar un zape por no explayarte como rara vez lo haces. Y también te voy a dar un abrazo por halagar mi voz de mostro envenenado, que sí, ya me han dicho alguna vez, que causa a alguna oreja, cierto agrado. Qué modesto yo verdad?

Reptante dijo...

Ay Melina, qué voy a hacer contigo. Por lo pronto ya te posteé varias entradas; y por lo pronto también te digo que des más de ti cuando comentas. Si no, vas a ver, te voy a castigar. Por ejemplo, aquí me has dejado un par de comentarios, uno de que no pudiste ver el video porque estabas en la facultad, y otro para reclamarme. Y lo que importa, la entrada, pues nada verdad? Creo que yo también me pondré a reclamarte uno de estos días. JOJOJO, siente la mala vibra.

Memorias Educadas dijo...

Vaya, Rubén Bonifáz Nuño. Siempre digo que no soy fanática de la poesía, y que yo no hago poesía pero no sé versar. Y sin embargo adoro a Manuel Gutiérrez Nájera, Ramón López Velarde (con todo y su suave patria) y Rubén Bonifáz Nuño. Ya sabe usted como soy fanática de los amores imposibles, desde pequeña; incluso, debo confesarle que ahora mismo me encuentro enredada en uno nuevo. Los retos siempre son excitantes.

Tampoco puedo ver el video, pero lo buscaré en su super canal de You Tube; también le dejo uno de mis poemas favoritos de este Señor.


CENTÍMETRO A CENTÍMETRO

-Piel, cabello, ternura, olor, palabras-
mi amor te va tocando.
Voy descubriendo a diario, convenciéndome
de que estás junto a mí, de que es posible
y cierto; que no eres,
ya, la felicidad imaginada,
sino la dicha permanente,
hallada, concretísima; el abierto
aire total en que me pierdo y gano.

Y después, qué delicia
la de ponerme lejos nuevamente.
Mirarte como antes
y llamarte de "usted", para que sientas
que no es verdad que te haya conseguido;
que sigues siendo tú, la inalcanzada;
que hay muchas cosas tuyas
que no puedo tener.

Qué delicia delgada, incomprensible,
la de verte lejos,
y soportar los golpes de alegría
que de mi corazón ascienden
al acercarse a ti por vez primera;
siempre por primera, a cada instante.
Y al mismo tiempo, así, juego a perderte
y a descubrirte, y sé que te descubro
siempre mejor de como te he perdido.



Saludos carnal. Por cierto, precioso el poema de Kary, me recuerda toda la tristeza y abandono que nos deja la partida de un ser amado.

Reptante dijo...

Fiuhhh... vaya pedazo de poema el que me traes Ice, en verdad que si alguien sabe cómo sacarle letras a la sangre de eso que es sólo utopía y vida humana, es nuestro maestro Rubén; además de recordarnos que si bien nuestro camino está medio escondido y tropezado en el versar, existen razones como para seguir asiéndose a esa bandera que no lleva a sitio alguno, pero sin embargo nos purga de males. Y bueno, muchas gracias por tu visita mujer.

ZEUXIS dijo...

las imágenes están muy buenas!

Brenda dijo...

"honor a quien merece"
Pero que mejor que a alguien que tambièn admiras.
Me parece perfecto el matiz de tu voz con la de las imagenes que pueden representar el contenido del poema.
Lo has hecho muy bien, siempre te acercaras màs y pronto podràs ser tan grande como el.
Felicidades