martes, 2 de octubre de 2007

180º

Y aquí otro dizque poema bastante básico pero no por eso menos chingonamente maleta. Al parecer vio la luz en marzo de 2006.

180º


Primero fue la bruma y sus siete melodías,
después vinieron nubes
y al final monotonía.

Fue en la noche mi refugio,
una tregua para recordar a Dios;
fueron treinta días de Junio
y en el treinta y uno no estuviste tú.

Los cuervos hicieron su nido
en mi casa del árbol fantasma,
pintaron de negro los bosques
y con ellos se largó la calma.

Fue el ocaso la respuesta a mi vida sin plegarias,
triste tiempo conjugado;
nueve abriles sin mañanas.

Pasó la tempestad,
el cielo volvió a teñirse de estrellas;
regresó lo que parecía luz
y tu luz no volvió con ella.

3 comentarios:

Megara900 dijo...

... tú luz no volvió con ella

Las plegarias y la oscuridad de tus bosques ya planteaban el camino futuro de tus letras, qué original título y qué bello es descubrirte en aquél tiempo, ahora ya tan lejano.

Jeje y tal vez debamos a ese afán antimaleta la excelencia de sus letras, un enorme saludo para ti .

Reptante dijo...

Tú siempre tan linda Ali, muchas gracias por los guayabazos. Y excelencia mija?... Cuál... Nomás ganas por escribir a veces cuando no ando en plan de abulia macabra. Te mando un abrazo, gracias por destapar esta tumba.

ZEUXIS dijo...

El poema Son las dos primeras estrofas, poema son las dos primeras, las dos, el poema, Él. Muy buenas esas. te felicito por ese trozo, el resto a la basura.